El 18 de marzo la OEA aprobó una reprimenda de “rechazo” a Colombia por su bombardeo al campamento de las FARC en suelo ecuatoriano. Entonces, cuando el presidente Rafael Correa había anunciado “superada” la crisis diplomática, reaparecen las tensiones debido al reconocimiento del gobierno colombiano de un ecuatoriano muerto en el ataque del 1 de marzo, presuntamente miembro de la FARC.

(más…)